Vipal Cauchos ha adoptado algunas medidas preventivas para contribuir a mitigar los impactos que está provocando la pandemia del COVID-19, tanto entre sus colegas y clientes como en toda la comunidad.

Las fábricas y oficinas de la compañía funcionarán para satisfacer las necesidades de sus clientes, teniendo en cuenta la naturaleza de las actividades y la responsabilidad hacia sus clientes y la sociedad en general; sin embargo, las rutinas sufrirán algunas adaptaciones:

  • Todas las áreas de la compañía estarán disponibles, aunque algunas con equipos reducidos.
  • Algunas áreas, como comercial y técnica, funcionarán exclusivamente de forma remota y estarán disponibles por vía electrónica y telefónica.
  • Las reuniones, eventos y formación presencial se suspenden temporalmente en todas las áreas de la empresa, así como la participación en locales externos. La orientación es utilizar recursos digitales como llamadas telefónicas, de vídeo, etc.
  • Se suspenderán las visitas a fábricas, oficinas y todas áreas de la empresa.
  • Están suspendidos los viajes, sean por cualquier vía, nacionales e internacionales.

Además de estas acciones, Vipal Cauchos está tomando todas las precauciones necesarias para garantizar la integridad de sus colaboradores, siguiendo las pautas de las autoridades sanitarias, con especial atención a aquellos que componen grupos de riesgo. Los colaboradores reciben constantemente asesoramiento sobre los procedimientos de higiene y las mejores prácticas para mitigar el riesgo de contagio.

“Las acciones descritas son excepcionales y temporales, cualquier cambio se comunicará de forma anticipada”, señala Renan Batista Patrício Lima, director de Vipal Cauchos. “Nuestra esperanza es que la situación vuelva a la normalidad rápidamente. Hasta entonces, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a frenar el contagio”.