Bridgestone ha anunciado un "proceso de racionalización de sus puntos de venta" de la antigua red Autodisco, hoy integrados en First Stop. "El objetivo de este proceso es adaptar la estructura de First Stop (red en la que está integrada actualmente la antigua compañía Autodisco, S.A., como talleres propios) a la realidad del mercado y garantizar y fortalecer su rentabilidad, eficiencia y competitividad actual y futura".

La compañía japonesa contesta así a algunas informaciones aparecidas, citando como fuente al sindicato ELA, de que Bridgestone había comunicado a los sindicatos la presentación de un expediente de extinción para 425 contratos de trabajo de su red First Stop en todo el país.

El comunicado también señala que First Stop "quiere impulsar un modelo de red que, manteniendo la cobertura nacional, esté integrada, exclusivamente, por talleres que respondan a los altos estándares de calidad, confianza, servicio y profesionalidad que caracteriza a First Stop y su orientación al consumidor final". Por ello, el proceso afectará, solamente, a algunos puntos de venta pertenecientes a la antigua compañía Autodisco.

Para llevar a cabo este proceso, se constituyó el pasado 15 de noviembre una de Mesa de Negociación, formada por representantes de la compañía y los puntos de venta afectados, con el fin de llegar a un acuerdo que logre el mayor grado de consenso posible.

Respecto al número de centros y personas afectados, hasta que este proceso negociador no finalice es prematuro adelantar el número de centros o personas, según explican desde la compañía.