Goodyear ha emitido un comunicado en el que informa de que la seguridad no es la única aportación de la tecnología RunOnFlat, sino que ofrece numerosos beneficios a los fabricantes de coches, conductores y al medioambiente. Goodyear ha llegado a encontrar siete.

1.- Seguro de vida.- Un neumático pinchado no ofrece agarre y el vehículo puede salirse de la carretera. Los neumáticos RunOnFlat evitan el riesgo no solo para los ocupantes del vehículo que sufre el pinchazo sino también del resto de vehículos que circulan por esa carretera en ese momento.

2.- Movilidad.- Estos neumáticos permiten a los conductores continuar conduciendo tras pinchar y les dan un amplio margen para llegar a casa o a un taller proporcionándoles movilidad continua en una distancia de 80 km a una velocidad máxima de 80km/h, incluso con el neumático completamente deshinchado.

3.- Comodidad.- El RunOnFlat pone el fin a los peligros e incomodidades de cambiar un neumático mientras se está expuesto al tráfico o a las condiciones invernales.

4.- Mayor espacio.- Con neumáticos RunOnFlat, a diferencia de otras tecnologías antipinchazo, no hay necesidad de espacio adicional para la rueda de repuesto. Simplemente no es obligatorio llevarla.

5.- Medioambiente.- Esta liberación de espacio conlleva una mayor economía de combustible, lo que permite reducir las emisiones de CO2 y tiene un impacto positivo en el medioambiente.

6.- Equipamiento de serie.- Los fabricantes de coches no necesitan modificar la suspensión o amortiguación de sus modelos para utilizar los nuevos RunOnFlat, que están adaptados para ser empleados en cualquier modelo de vehículo, siempre y cuando incluya un sistema de monitorización de presión de neumáticos.

7.- Rendimiento.- La última generación de neumáticos Goodyear RunOnFlat ha sido certificada como capaz de proporcionar los mismos o mejores niveles de rendimiento que neumáticos de los principales competidores que no están equipados con esta tecnología tan segura.