El fabricante estadounidense de neumáticos Goodyear logró un beneficio neto de 224 millones de dólares (205 millones de euros al cambio actual) en los tres primeros meses de 2015, en comparación con las pérdidas de 51 millones de dólares (46,7 millones de euros) contabilizadas en el mismo trimestre del año anterior.

 

La compañía explicó que su resultado neto trimestral incluye unos extraordinarios positivos de 155 millones de dólares (142 millones de euros), al tiempo que se vio afectado de forma negativa con 29 millones de dólares (26,6 millones de euros) derivados de aspectos fiscales.

El presidente y consejero delegado de la compañía, Richard Kramer, resaltó el sólido momento en el que se encuentra la empresa en el inicio del año. "Superamos los vientos en contra de los tipos de cambio de divisas extranjeras y presentamos ingresos récord liderados por Norteamérica", añadió acto seguido.

La facturación de Goodyear entre enero y marzo alcanzó un volumen de 4.000 millones de dólares (3.670 millones de euros), lo que representa una disminución del 11% si se compara con los datos del mismo período del año previo.