Las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos españolas llevaron a cabo la revisión de 19.509.380 vehículos durante el año 2016, un 4% más que en 2015. De todos ellos, un total de 3.661.854 no superaron a la primera la inspección obligatoria (18,77% del total), lo que supone que casi uno de cada cinco vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Según datos de Aeca-ITV, esta tasa de rechazo obedece a que durante las inspecciones se detectaron hasta un total de 23.888.560 defectos, de los cuales 6.886.276 eran graves (aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la inspección técnica). Así, el promedio de errores graves detectados por vehículo rechazado es 1,9 defectos por vehículo, ya que en muchos de ellos se detectaron más de un defecto grave.

La tendencia en el número de vehículos que acudieron a la inspección sigue al alza pese a que el parque nacional de vehículos apenas experimenta crecimiento desde 2011, según los últimos datos publicados por la DGT y otros organismos oficiales referidos a 2016. La crisis económica ha influido en que un gran número de usuarios no haya podido cambiar de vehículo en los últimos años, llevando la edad media de nuestro parque hasta los 14 años y, en consecuencia, a que aumente el número de vehículos obligados a pasar la ITV con mayor frecuencia.

A pesar de la mayor vigilancia de la DGT y de la información a tiempo real que se envía de su actividad inspectora, sigue dándose un alto nivel de absentismo. En torno al 15%-20% de vehículos circulan sin tener la ITV vigente según los datos más recientes. Desde Aeca-ITV se estima que este comportamiento se da en el 17,71% de los casos en turismos particulares, en un 7,44% en camiones, un 52% en furgonetas, en un 21,20% de los autobuses, en un 58,89% de las motocicletas, y en un 48,81% en el caso de los remolques.

El segmento en el que más defectos graves se encontraron fue el de alumbrado y señalización (24,1%), seguido de ejes ruedas, neumáticos y suspensión (21,7%), frenos (14,7%) y emisiones contaminantes (13,3%). Por el tipo de vehículos, los que presentaron mayores defectos graves en primera inspección fueron camiones (26,6%), remolques (25,7%), semirremolques y autobuses (24,4%) y furgonetas (23,4%). Por su parte, los vehículos que, por sus características particulares entran dentro de la categoría de otros (quads, cuatriciclos, etc.), también experimentaron una alta tasa de rechazo en primera inspección, casi un 28%.

En segundas inspecciones, a las que los vehículos rechazados están obligados a presentarse, el número que pasó la inspección fue de 3.457.394, mientras que el porcentaje de rechazados en segunda o posteriores inspecciones todavía es del 7,08% (263.529 vehículos).