Unos investigadores chinos han desarrollado unos vehículos, en miniatura de momento, que se mueven gracias a ruedas producidas con una aleación líquida y que consiguen su impulso gracias a campos eléctricos.

Los investigadores chinos You You Yao y Jung Liu, ambos pertenecientes a la Universidad Tsinghua, de Pekín, han construidos una buena colección de vehículos en miniatura que se desplazan sobre ruedas…” líquidas” y que reciben su energía y dirección de campos eléctricos.

Este tipo de vehículos miniaturizados pueden desplazar pequeños objetos o mover cargas en instalaciones de microfluidos, en aplicaciones con procesos químicos/biológicos que se realizan en una placa o de microfabricación.

Lo que los investigadores de la universidad pekinesa han hecho ahora ha sido usar una impresora 3D para construir una variedad de vehículos de 1 a 2 cm de largo, que se desplazan sobre ruedas que están realizadas en una aleación líquida de galio e indio y que se mueven gracias a un campo eléctrico. Cuando se sumergen en un electrolito, el campo eléctrico induce un gradiente en la tensión superficial de la rueda metálica, que hace que rote. Cambiando el voltaje y la dirección de las corrientes se puede tener un control preciso tanto de la velocidad como de la dirección del desplazamiento.