Ahora que los equipos de las European Le Mans Series y del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA se preparan para las próximas carreras de sus respectivos campeonatos, aprovechamos la celebración hace un mes de las 24 Horas de Le Mans para hacer un repaso de la actuación de Dunlop y de los equipos con los que colabora en la cita más importante del calendario de competición anual.

 

Así, las cifras de Dunlop en las 24 horas de Le Mans 2015 se resumen en:

• Los cinco primeros en alcanzar la meta montaban neumáticos Dunlop.
• Ocho de los diez primeros iban equipados con Dunlop.
• Los tres líderes de carrera llevaban neumáticos Dunlop.
• El coche vencedor sólo empleó nueve juegos de neumáticos en una carrera de 24 horas.
• Los tres tipos de neumáticos Dunlop disponibles realizaron tandas cuádruples con distancias de más de 650 km.

Recalcar que los tres compuestos para neumáticos lisos estuvieron presentes al mismo tiempo en el circuito, montados en diferentes coches.

El Oreca-Nissan de KCMG, vencedor final, acabó la carrera con sólo nueve juegos de neumáticos, en comparación con los once que necesitó Jota para ganar en 2014, demostrando así la durabilidad de la nueva especificación de Dunlop.

Además, KCMG batió el récord de distancia en LMP2 bajo el nuevo reglamento: 358 vueltas en 24 horas, dos más que las 356 que hizo Jota en 2014. Del mismo modo, el 63% de los 33 stints entre paradas de KCMG fueron de más de 160 km.

Por último, Richard Bradley (KCMG) condujo durante la tanda cuádruple más larga en la categoría LMP2, cubriendo un total de 49 vueltas (667,8 km.) con un único juego de neumáticos Dunlop.