La irrupción de Hankook Tire, el mayor fabricante surcoreano de neumáticos, en el acuerdo de salida de Visteon de Halla Climate, una sociedad conjunta que este proveedor estadounidense de componentes tenía con el grupo Halla, también surcoreano, ha sido para muchos una auténtica sorpresa.

 

Sin embargo, analizada a posteriori, como nos indica el periodista Jorge Palacios en su blog, no es más que otro paso en una ofensiva de expansión que el banco estadounidense Morgan Stanley ha considerado la mayor desde 1950 por lo que atañe a Estados Unidos.

El objetivo que persigue Hankook Tire, sin duda, no es otro que el de codearse con los grandes de la industria del neumático, hasta el punto de no ocultar su deseo de llegar a convertirse en el proveedor exclusivo de cubiertas para la Fórmula Uno.

En efecto, era bien sabido en el mundo de los equipos y sistemas para el automóvil el deseo de Visteon de abandonar su actividad en el sector de los equipos de refrigeración y calefacción para vehículos de motor y el compromiso inicial con el fondo surcoreano de inversiones Hahn & Co.