Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses, con un total de 2.333 unidades registradas, han obtenido un descenso global en el pasado enero del 8,3% respecto al mismo mes de 2016, reflejan los últimos datos de ANFAC.

Por un lado, la matriculación de camiones comienza el año con una caída del 8,3% y 2.064 unidades. “La evolución de este segmento está siendo algo inestable y todavía registra unos volúmenes lejanos a los obtenidos en el mismo mes de 2007 (3.959 unidades), último año antes de que comenzase la crisis”, destaca la patronal.

Por segmentos, los vehículos industriales ligeros registraron un descenso del 18% y apenas 41 matriculaciones, mientras que los industriales medios obtuvieron un crecimiento del 6,5% y 277 unidades. Por su parte, los industriales pesados reflejan una caída en su conjunto del 10% y 1.746 unidades. Sin embargo, dentro de esta categoría, el segmento de los industriales pesados rígidos muestra tasas positivas con un 35% de crecimiento y un volumen total de 266 unidades. Por último, los tractocamiones caen un 15,1% en enero, con 1.480 unidades matriculadas.

Por su parte, el mercado de autobuses, autocares y microbuses también arranca el año con un descenso del 8,2%, hasta totalizar 269 unidades matriculadas. Si se compara este volumen con el registrado en enero de 2007, cuando este tipo de vehículos alcanzó las 344 unidades matriculadas, aún está lejos de alcanzar los niveles de matriculaciones pre-crisis.

“Desde el sector creemos que es necesario rejuvenecer el parque de vehículos industriales español, que hoy en día supera los 13 años de edad media. Con su renovación, mejorarían tanto los aspectos medioambientales como los relacionados con la seguridad vial”, indican desde ANFAC, para añadir que los vehículos industriales de última generación están dotados de tecnologías punteras tanto para que disminuyan las emisiones contaminantes, como para incrementar sus niveles de seguridad activa y pasiva.