Bridgestone siempre ha mostrado una notable preocupación por el medio ambiente, aunque la seguridad nunca puede estar supeditada a ningún otro factor. Por ello, la última generación de neumáticos ecológicos, los Ecopia EP150, no sólo no penalizan las cualidades dinámicas en su comportamiento, sino que son superiores a las de los productos equivalentes del fabricantes japonés. El Ecopia EP150 reemplazará a un clásico de la familia Bridgestone, el B250, que no disponía del sello ecológico que distingue a su sustituto, un neumático que brinda excepcionales prestaciones.

 

Si se compara con los actuales productos que comercializa Bridgestone, el nuevo Ecopia EP150 mejora un 15 % la resistencia a la rodadura, lo que se puede traducir en alrededor de un 2 % de ahorro de combustible. Dicha cifra depende de diversos factores, como son el tipo de vehículo, su peso o el ciclo de conducción. Esta reducción en el carburante va acompañada, además, de una disminución en torno al 3,1 % en las emisiones de CO2.

Estos datos demuestran que el respeto por el medio ambiente no implica comprometer la seguridad o perder el placer de conducir. El Ecopia EP150 busca ese equilibrio perfecto entre seguridad y ecología, añadiendo fiabilidad y precisión.

 

Certificación ISO 9001:2008

 

Por otra parte, las 18 compañías nacionales de ventas de Bridgestone Europa han sido acreditadas con la Certificación ISO 9001:2008. Takashi Tomioka, vicepresidente senior de marketing y ventas de Bridgestone Europa considera que “la garantía de que nuestras compañías de ventas operan bajo esos estrictos requerimientos, proporciona una manera visible y sistemática de gestionar nuestras organizaciones de ventas”.

Señalar que la consecución de la Certificación ISO por parte de Bridgestone Europa difiere de otras grandes compañías de neumáticos. Ha sido lograda a nivel europeo, lo que refleja que la estrategia de la multinacional es que todos sus clientes de Europa reciban la misma calidad de productos y servicios.