Los Michelin Pilot Sport Cup 2 K2 de ultra altas prestaciones son los neumáticos elegidos para equipar todos los Ferrari 488 Pista que salgan de la línea de producción.Estos neumáticos, desarrollados especialmente para este modelo de Ferrari, se suministraran dimensiones 245/35 Z R20 para el eje delantero y 305/30 Z R20 para el eje trasero.

El neumático Michelin Pilot Sport Cup 2 K2 es la última generación de los neumáticos de Michelin para circuito homologados para su utilización en carretera. En comparación con los Pilot Sport Cup 2 K1 diseñados para el Ferrari 458 Speciale, permiten mejorar los tiempos por vuelta al ofrecer más agarre y una conducción más deportiva. También proporciona a los conductores un buen equilibrio entre seguridad y placer de conducción, lo que hace que este neumático resulte adecuado tanto para el uso cotidiano en carretera, como en las más exigentes condiciones de los circuitos de competición.

El desarrollo conjunto de estos neumáticos se llevó a cabo en 14 meses. Durante este tiempo, los neumáticos se pusieron a punto en sesiones de simulación dinámica junto a Ferrari, para garantizar que se alcanzaran las características exigidas por los ingenieros de la marca italiana para el nuevo 488 Pista. Este extenso proceso de desarrollo llevó a la fabricación y ensayo de más de 1.100 prototipos de neumáticos, incluyendo pruebas intensivas de seguimiento, con 1.800 km en el centro de pruebas de Michelin en Ladoux, Francia, así como en las pistas de Fiorano y Nardo en Italia.

En los neumáticos Pilot Sport Cup 2 K2 se utiliza una gama innovadora de nuevas tecnologías desarrolladas en la competición, incluida la tecnología Bi-Compound, con diferentes compuestos de goma en las secciones interna y externa de la banda de rodadura. Uno de estos compuestos especiales asegura niveles altos y consistentes de precisión y guiado en una gran variedad de condiciones climáticas.

El Michelin Pilot Sport Cup 2 presenta dos innovaciones: un diseño de banda de rodadura adaptado, con una mayor rigidez en los flancos, para absorber las fuerzas transversales y permitir un paso por curva más rápido; y un cinturón de aramida a medida, diseñado para optimizar el control.