Después de los exhaustivos tests de los últimos meses, Dunlop está preparado para la temporada 2013 de motociclismo, que dará comienzo este fin de semana en Qatar. El de Losail es uno de los circuitos más abrasivos, y allí los pilotos de Moto2 estrenarán el neumático delantero "slimline" que fue introducido en Jerez en 2012.

Los compuestos seguirán siendo los mismos que se vienen utilizando en Qatar durante los últimos años, con el 3855 blando y 3838 duro para los neumáticos traseros. En cuanto a los delanteros, los elegidos son el 302 blando y 717 duro, que hizo su última aparición en el circuito de Losail.

La carrera tendrá lugar por la noche, bajo los focos del circuito y con temperaturas más bajas que durante el día. Los equipos desearán un poco de viento leve que mantenga la arena fuera de la pista. Señalar que Qatar es el único circuito del calendario de Moto2 donde no existe una asignación de neumáticos de lluvia.

Para los equipos de Moto3, Dunlop ha llevado a cabo la asignación de neumáticos basándose en los resultados del 2012. Por ello, como ambas opciones, "dura" y "blanda" dieron muy buen resultado, estarán disponibles de nuevo este año. Los compuestos traseros pasarán de los medios y duros del año pasado, a medios y blandos para 2013, después de que todos los pilotos escogiesen los medios en 2012.

Clinton Howe, Manager de Operaciones en los Grandes Premios de Dunlop, opina que "la naturaleza abrasiva del circuito de Qatar ha hecho de los 717 la opción preferida en años anteriores. No queremos sorpresas y sabemos que los 717 funcionan muy bien allí".

"Las condiciones desérticas bajo las que compiten los pilotos ofrecen, a veces, dificultades extra como las tormentas de arena, especialmente dañinas, ya que provocan la pérdida de adherencia y el desgaste prematuro de la goma. Los pilotos necesitan mantenerse en la trazada para sacar el mayor partido a sus Dunlop, ya que fuera de ella los neumáticos perderán eficiencia al rodar sobre la arena de los laterales", concluyó.