Para dar servicio a 33 de los 60 coches que han tomado la salida en la más famosa carrera de resistencia, las 24 horas de Le Mans, Michelin ha desplazado 100 personas, 15 camiones, y 6.000 neumáticos, que se han producido en la fábrica C2 de las instalaciones de Cataroux en Clermont-Ferrand.

En Michelin, las 24 Horas de Le Mans empiezan en febrero, “cuando se formaliza la lista de participantes en las 24 Horas de Le Mans”, explica Jérôme Mondain, director de Michelin en el Campeonato del Mundo de la FIA WEC, que incluye el clásico de Le Mans.

El equipo de Michelin presente en las 24 Horas de Le Mans está compuesto por un centenar de personas, que hay que desplazar, alimentar y alojar. Este centenar está compuesto por 50 montadores, 25 consejeros técnicos de escudería, 15 ingenieros y 10 personas de gerencia. Los Consejeros Técnicos de Escudería (CTE), que deben permanecer despiertos durante toda la carrera, están sujetos a un seguimiento médico por nutricionistas.

Los camiones de Michelin, quince en total, transportaron y entregaron los aproximadamente 6.000 neumáticos que se pusieron a disposición de los equipos para la prueba. Después, los 50 montadores especializados pudieron empezar a trabajar en una de las dos áreas de 800 m2 dedicadas a Michelin (la otra se utiliza para almacenar los neumáticos), justo detrás del paddock del circuito.

Se trata de talleres llevados por Michelin desde Clermont-Ferrand, que permiten montar un gran número de neumáticos de carreras en un tiempo récord para satisfacer la demanda desde el comienzo de los entrenamientos, el miércoles anterior a la carrera. En estas oficinas temporales, también montada para la ocasión, el equipo de dirección de Michelin Motorsport puede controlar las diferentes acciones que deben llevarse a cabo.

Todo esté esfuerzo se realiza para dar servicio de suministro de neumáticos a 33 de los 60 equipos que han participado en las 24 Horas de Le Mans y que equipan neumáticos Michelin: 6 en la categoría reina LM P1, 4 en LM P2 (incluyendo el “Garaje 56”), 12 en LM GTE Pro y 11 en LM GTE. Cada categoría tiene diferentes compuestos para seco y mojado.

Pero no todo acaba con la carrera, ya que los neumáticos puestos a disposición de los participantes en las 24 Horas de Le Mans en su mayoría están clasificados como confidenciales, es decir, que sus gomas y sus procesos de fabricación están protegidos por el secreto industrial. Los equipos están obligados a devolvérselos a Michelin, que los envía a Clermont-Ferrand para que se analicen, recoger todos los aprendizajes tecnológicos compilados y, por último, reciclar los neumáticos. Si las 24 Horas de Le Mans comienzan en febrero para Michelin, también terminan varias semanas después de la carrera.