El Gran Premio de Catalunya es un evento fundamental para Dorna, organizador de la competición de MotoGP, ya que se corre en casa. Ante las características del circuito catalán, Michelin ofrecerá a los equipos y pilotos tres posibles soluciones para cada rueda con los neumáticos Michelin Power Slicks blandos, medios y duros.

El circuito de Catalunya, situado a 20 km al norte de la Ciudad Condal, próximo a Granollers, se caracteriza por un recta de un kilómetro, curvas rápidas, desniveles, zonas de fuerte frenada y dos inmensas tribunas que se abarrotan de aficionados los días de carrera. Sus rápidos 4,727 km de pista tienen abundantes curvas largas para atacar a alta velocidad, donde los pilotos deber hacer tumbadas muy largas.

Con ocho curvas a la derecha (la mayoría rápidas) y cinco a la izquierda, Michelin propone neumáticos traseros asimétricos, con el hombro derecho reforzado, diseñados para resistir las elevadas temperaturas generadas por las curvas. Los neumáticos Michelin Power Slicks deben lidiar también con el bajo agarre del asfalto del circuito catalán: las gomas han sido especialmente desarrolladas para esta pista. Los equipos tienen a su disposición neumáticos delanteros blandos (banda blanca), medios (sin banda) y duros (banda amarilla) y pueden asociarse a neumáticos traseros blandos (banda blanca), medios (sin banda) y duros (banda amarilla), con lo que se proporciona a los pilotos tres posibles soluciones para cada rueda. Los neumáticos Michelin Power Rain y Power Inter estarán también disponibles en caso de meteorología inestable o lluviosa.

Michelin comenzará su preparación para el Gran Premio de Catalunya (25 vueltas) con dos sesiones de entrenamiento libres el viernes, 3 de junio, antes de las rondas de clasificación programadas el sábado a mediodía. La séptima manga de MotoGP 2016 se iniciará a las 14 horas del domingo 5 de junio, horario local.