En un comunicado remitido a los medios de comunicación, la Asociación Española de Neumáticos Reciclados, AER, reclama la ayuda del resto de la industria del neumáticos por las serias dificultades que atraviesa por competencia producida por la masiva importación de neumáticos chinos de baja calidad y precio.

Según la AER, la industria Europea del neumático ha crecido alrededor de la industria del recauchutado, fundamentalmente medianas y pequeñas empresas independientes que han suministrado a transportistas Europeas, neumáticos económicos y seguros que han conseguido mejorar los resultados económicos de las empresas, rentabilizando el coste kilométrico de los vehículos. El negocio del recauchutado de neumáticos para camión y autobuses da trabajo directo a unos 18.000 trabajadores, que trabajan en las 400 plantas ubicadas en toda la Unión Europea, siendo Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España los mayores mercados nacionales de consumo de recauchutado.

Sin embargo, según la Asociación española, en la actualidad la industria del recauchutado europeo se encuentra seriamente amenazada: “la industria del Recauchutado Europeo, especialmente esas medianas y pequeñas empresas independientes que comentábamos, se encuentran en este momento ante una grave amenaza económica por el rápido crecimiento que estamos sufriendo de importaciones de neumáticos nuevos de bajo coste, especialmente de China. A diferencia con otros neumáticos nuevos, que mantienen un diferencial de precio que hace que el recauchutado resulte competitivo, este está siendo importado a un precio inferior al costo de la materia prima que se necesita para su producción, y hacen que resulte imposible competir en precio a cualquier neumático, ya sea nuevo o recauchutado”.

Según la AER “La industria del recauchutado no puede sobrevivir ante la invasión de estas importaciones, y la Comisión Europea ha decidido recientemente que sus normas antidumping no pueden proteger a la industria del recauchutado, pues solo se podrían aplicar si estas afectaran a productos de similares características, es decir si los fabricantes de neumáticos nuevos las solicitaran.

La realidad del día a día, es que muchas pequeñas y medianas empresas del sector han cesado en su actividad en estos últimos años, y las que todavía operan han reducido al máximo su beneficio operando algunas de ellas con pérdidas, confiando que la situación mejore a corto plazo”.

“Si las importaciones de neumático Chino continúan sin control, un sector crucial para la economía de las Pymes de muchos Estados miembros desaparecerá dentro de la Unión Europea, y traerá graves consecuencias económicas, medioambientales y reglamentarias”.

La AER va más allá incluso, asegurando  que todo el negocio del transporte está amenazado “Más allá del daño que se causa al sector del Recauchutado, las importaciones de neumáticos Chinos amenazan el modelo de negocio seguro, competitivo y rentable del Transporte de la UE. El recauchutado es esencial para cumplir con los objetivos de la UE sobre “Economía Circular” y “Eficiencia de los Recursos”.