Una delegación de la empresa finlandesa fabricante de neumáticos Nokian Tyres ha mantenido reuniones negociadoras con miembros de la Comunidad de Castilla la Mancha para avanzar en su proyecto para poner en marcha un Centro de Desarrollo de neumáticos en Santa Cruz de la Zarza, Toledo.

La delegación de Nokian se ha reunido con la consejera de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Elena de la Cruz, el director general de Planificación Territorial y Sostenibilidad, Javier Barrado, y el delegado de la Junta de Comunidades en la provincia de Toledo, Javier Nicolás, con el propósito de dar a conocer a las autoridades de primera mano el proyecto que están desarrollando en la Comunidad Autonóma.

Durante la reunión, según un comunicado emitido por la Junta, se plantearon asuntos de carácter urbanístico y de provisión de agua, y aspectos de la competencia de la Consejería de Fomento en cuya resolución han trabajado con anterioridad los directores generales del Gobierno castellano-manchego, facilitando los cauces a esta empresa para completar con éxito su establecimiento definitivo en suelo regional.

La Consejera de Fomentó mostró a los representantes finlandeses la total colaboración del Ejecutivo autonómico para "llevar a buen puerto un proyecto novedoso, serio y con unos altos estándares de calidad" a tenor de lo expuesto por sus interlocutores. La consejera considera que la apuesta de Nokian es interesante porque afecta a un sector empresarial que, a día de hoy, no existe en la Comunidad Autónoma, así como la capacidad de generar actividad en industrias adyacentes.

El nuevo centro de Centro de Nokian servirá para ensayar neumáticos capaces de reducir el consumo de combustible y consecuentemente las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. La firma nórdica lleva varios meses trabajando en la localización y adquisición de las 300 hectáreas de terrenos privados necesarios en el municipio toledano de Santa Cruz de la Zarza, donde considera que se dan las condiciones idóneas para un proyecto que podría crear más de 30 puestos de trabajo directos y una cifra similar de empleos indirectos, según le explicaron a Elena de la Cruz los responsables de la compañía finesa, que emplea a más de 4.000 personas y que en 2015 presentó unas ventas netas por valor de 1.360 millones de euros, comercializando en 59 países a través de casi 1.500 puntos de venta física.