Un total de 41 automóviles pertenecientes a 12 fabricantes, más de 150 personas y 22.000 CV se han unido en Monza para recrear la icónica imagen de Pirelli de 1978: la representación de la ‘P' de su logotipo en una composición de 80 metros de largo por 18 de ancho.

Al igual que hace 40 años, los modelos utilizados para ella han sido muy variados: diferentes firmas, motores, arquitecturas y estilos. Eso sí, como entonces, todos ellos han calzado los mismos neumáticos. La última evocación de esa fotografía ha optado por las unidades GT3 que actualmente compiten en el certamen Blancpain GT Series del que Pirelli es proveedor exclusivo de neumáticos.

La imagen de 1978 que ha inspirado esta creación partía de la combinación de una gran variedad de automóviles de diferentes fabricantes, con objeto de ilustrar el nexo común entre todos ellos: sus neumáticos Pirelli. Transcurridos 40 años de la escena, el nuevo escenario se ha situado en la recta principal del circuito de Monza, la segunda pista permanente más antigua de cuantas quedan todavía en uso ??"tan sólo superada por Indianapolis.

Sin embargo, en lugar de los modelos de calle de 1978 se ha optado por los más modernos GT3 que compiten en el campeonato Blancpain GT, con una lista que incluye Aston Martin, Audi, Bentley, BMW, Ferrari, Lamborghini, Lexus, McLaren, Mercedes-AMG, Nissan, Porsche y Jaguar. Todas estas compañías han contado con, al menos, una unidad en el logotipo Pirelli recreado.

P Zero constituye la máxima expresión de la estrategia del ajuste perfecto de Pirelli, nacida en el mismo lanzamiento al mercado de esta familia de neumáticos, el año 1987 de la mano del mítico Ferrari F40. Y desde ese momento inicial, la vinculación entre P Zero y el deporte del motor ha sido directa: no en vano, el primer neumático Pirelli en lucir esta denominación compitió con éxito en el mundial de rallyes calzado en el Lancia Delta S4.