En España, apenas el 2% de los neumáticos que se comercializaron en 2020 fueron de invierno, mientras que la cuota de neumáticos Todo Tiempo con certificación invernal, también conocidos como All Season, se situó alrededor del 5%. Esos datos implican, según Michelin, que el 93% de los vehículos que circulan en España lo hacen con neumáticos de verano, cuyas prestaciones disminuyen en los meses más fríos, sobre todo cuando la temperatura baja de los 7º C.

Los neumáticos Todo Tiempo son los más seguros para rodar todo el año porque sus compuestos de goma y el diseño de su banda de rodadura les permiten adaptarse a cualquier condición climatológica. En el caso de utilizar neumáticos de verano, la recomendación de Michelin para rodar siempre seguros pasa por cambiar a neumáticos de invierno en los meses fríos. “Si la mayoría de la población hubiera llevado equipados sus vehículos con neumáticos Todo Tiempo, como los que utilizan gran parte de la flota de vehículos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se podrían haber evitado muchas de las situaciones provocadas por la borrasca Filomena”, aseguran desde el fabricante.

MICHELIN CrossClimate invierno

Los neumáticos con certificación invernal, tanto en el caso de los neumáticos de invierno como los Todo Tiempo, cuentan con compuestos de goma y con un diseño específico de la banda de rodadura que les permite mantener las prestaciones incluso cuando la temperatura desciende por debajo de los 7º C, además de mejorar la tracción circulando sobre superficies de baja adherencia, como nieve o hielo. En ambos casos, los marcajes M+S y el símbolo alpino 3PMSF (Three Peak Mountain Snow Flake), que representa una montaña de tres picos con un copo de nieve, garantizan que los neumáticos cumplen con los requisitos de pruebas estandarizados y controlados por la Unión Europea, y son adecuados para circular en condiciones climáticas adversas, incluyendo nieve y hielo.

El Reglamento General de Circulación contempla estos neumáticos especiales, junto a las cadenas, como las dos únicas soluciones posibles y obligatorias para poder circular en caso de nivel rojo por presencia de nieve en la calzada, independientemente del tipo de vehículo y de su tracción. Según explica Michelin, los neumáticos con certificación de invierno aportan una seguridad y una movilidad muy superiores a las cadenas, con un mayor control del vehículo en todo momento y sin generar ruidos ni vibraciones. Además, las cadenas requieren de un proceso de colocación difícil e incómodo y, según la instrucción 16/TV-88 de la DGT, está prohibida su utilización en tramos de vías en las que se suceden secciones con túneles, como la M30 o la M40 madrileñas. Esto es debido al peligro que supone tener que pararse desinstalar las cadenas en los tramos de túneles en los que desaparece la nieve, al poder causar la rotura de la propia cadena y daños a los neumáticos o al propio vehículo.

MICHELIN CrossClimate neumaticos todo tiempo

En regiones donde los inviernos son más suaves y las nevadas ocasionales, como es el caso de la mayor parte del centro-norte de España, incluyendo la Comunidad de Madrid, Michelin propone como mejor solución la gama Michelin CrossClimate de neumáticos Todo Tiempo, que permiten rodar seguros todo el año, haga frío o calor, por lo que no es necesario disponer de dos juegos de neumáticos. La gama incluye los Michelin CrossClimate+ para turismos, Michelin CrossClimate SUV para vehículos SUV y 4×4, y Michelin Agilis CrossClimate para vehículos comerciales.

Michelin recomienda la utilización de neumáticos de invierno, como la gama Michelin Alpin, para usuarios que habitualmente se enfrentan a condiciones extremas, con mucha nieve o hielo. En este caso, lo ideal es alternar su uso con un juego de neumáticos de verano según la estación. La gama está integrada por los nuevos Michelin Alpin 6, Michelin Pilot Alpin 5 y Michelin Pilot Alpin para turismos y vehículos deportivos, y los Michelin Latitude Alpin y Michelin Alpin 5 SUV para vehículos SUV y 4×4.