Alexandre Scharis, director técnico de Proyectos de Invierno y todo tiempo EMEA para Turismo, y su equipo han tenido la tarea de mejorar el Vector 4Seasons Gen-2, un neumático para todo tiempo que ha obtenido, entre otros, el premio de las revistas Auto Bild (Alemania) y Tire Reviews (Reino Unido). “En realidad, el desarrollo de un neumático todo tiempo es la combinación de uno de verano y otro de invierno. Esto significa que debemos probar nuestro producto en una amplia gama de condiciones climáticas y de la carretera. Para ello, tenemos pistas de pruebas durante todo el año en Suiza, Luxemburgo, Portugal, Finlandia, Francia, Estados Unidos, Tailandia y Nueva Zelanda”.

Los pilotos de pruebas de Goodyear recorren unos 320.000 kilómetros al volante de sus vehículos de pruebas, lo que equivale a dar la vuelta al mundo ocho veces. “Esta es la única forma en que podemos asegurarnos de recibir los datos que necesitamos para cumplir con nuestros objetivos de desarrollo más ambiciosos”, asegura Scharis. Además, se requieren alrededor de 36.000 horas de ingeniería y 3.800 pruebas de laboratorio para lograr las características de rendimiento deseadas del nuevo neumático.

En el proceso de desarrollo de neumáticos, el equipo se esfuerza por conciliar objetivos en conflicto. “Todos los criterios de rendimiento deben equilibrarse de la mejor manera posible. El mayor desafío con los neumáticos todo el tiempo es que debemos añadir una dimensión adicional al acto de equilibrio habitual, porque debemos tener en cuenta el rendimiento en invierno y en verano. Se trata de evitar las debilidades en los criterios individuales y, al mismo tiempo, lograr el aumento de rendimiento previsto”, añade el director técnico.

Así, el factor clave para el éxito es encontrar el equilibrio adecuado de rendimiento. Según Alexandre Scharis, “el Goodyear Vector 4 Seasons Gen-2 ya tiene un historial en pruebas de neumáticos independientes. Y con el Vector 4 Seasons Gen-3 queríamos hacerlo mejor aún mejor. Para lograrlo, creamos un nuevo producto que está extremadamente bien equilibrado gracias a materiales y tecnologías innovadores”.

El producto combina tres tecnologías clave. Por un lado, la tecnología Snow Grip proporciona un mejor agarre en la nieve. La gran cantidad de laminillas especiales en el centro de la banda de rodadura proporciona un 5% mejor manejabilidad en nieve en comparación con su predecesor. En segundo lugar, la tecnología Dry Handling ofrece bloques reforzados en la banda de rodadura y los hombros que reducen la deformación del neumático bajo cargas elevadas, como durante la conducción deportiva en seco. Entre otras cosas, esto da como resultado un frenado en seco un 5% mejor en comparación con la generación anterior de neumáticos.

Finalmente, el Vector 4Seasons Gen-3 mantiene el nivel de resistencia al aquaplaning de su predecesor a través de la tecnología Aqua Control, durante un largo kilometraje e incluso cuando la profundidad de la banda de rodadura disminuye. Está compuesto por ranuras innovadoras que optimizan la evacuación del agua durante la vida útil del neumático. La combinación de estas tecnologías crea un equilibrio aún mejor de todos los criterios de rendimiento en carreteras con nieve, mojadas y secas.