Recauchutados del Cantábrico, empresa recauchutadora perteneciente al grupo Baldajos, invertirá 2,5 millones de euros en ampliar sus instalaciones de Langreo, en la que pondrá en marcha una nueva línea de producción de recauchutado para neumáticos de grandes dimensiones.

Tras varios tiras y aflojas con el Ayuntamiento de Langreo, Recauchutados del Cantábrico tiene previsto poner en marcha en el Polígono de la Moral de la localidad asturiana de Langreo una nueva línea de negocio, que estará centrada en los neumáticos industriales de grandes dimensiones, algunos de ellos de seis metros de diámetro, para dumpers, maquinaria pesada de obra y vehículos similares.

El Grupo Baldajos, al que pertenece Recauchutados del Cantabrico, pretende invertir alrededor de 2,5 millones de euros en el proyecto, según informa el diario Lne.es, con el que aumentaría la plantilla, compuesta por 25 trabajadores, con seis empleados más.

La planta de Langreo de Recauchutados del Cantabrio fue inaugurada en el año 2012. Actualmente centra su ámbito de negocio en la fabricación de neumáticos recauchutados para camiones y autocares. La compañía trabaja con Bridgestone comercializando buena parte de las ruedas recauchutadas de la compañía japonesa que se venden en España.