Las ventas de coches a particulares crecieron sólo un 2% durante la primera quincena de octubre, con 14.697 unidades, debido a la finalización del Plan PIVE que actuaba como un incentivo eficaz a la compra, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para Ganvam. Aunque el mercado sigue registrando cifras positivas, ya no avanza a doble dígito por el fin de las ayudas. Así, las matriculaciones de turismos y todoterreno subieron un 6,7%, hasta alcanzar las 24.990 unidades vendidas.

En concreto, son las empresas las que actúan como motor de arrastre del mercado al continuar con su apuesta por la renovación de flotas, registrando una subida del 16,5% y un total de 8.906 unidades matriculadas. Por su parte, los rent a car viven todavía las consecuencias de la buena temporada turística veraniega y ahora reducen el ritmo de provisión de flota, lo que explica que protagonizaran una leve subida del 1,4%, con un total de 1.387 unidades matriculadas.

Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “si el canal de particulares sigue aminorando su ritmo, al final de año difícilmente alcanzaremos la previsión de 1.150.000 unidades previstas. Estos datos evidencian que sí son necesarias medidas de apoyo para garantizar el pulso del mercado, como nuevos programas de incentivo basados en el achatarramiento, que no sólo son una inversión con retorno para las arcas públicas, sino un freno para el envejecimiento del parque”.

Por comunidades autónomas, las subidas más llamativas en la cifra de matriculaciones vinieron protagonizadas por Murcia, La Rioja y Aragón, que registraron un aumento del 31,2%, 31,1% y del 24,7%, respectivamente, en esta primera quincena de octubre. Por el contrario, en Canarias y País Vasco las matriculaciones cayeron en un 12,9% y en un 5,3%, respectivamente.

Oras zonas que experimentaron aumentos significativos en sus ventas durante la primera mitad del mes fueron Andalucía ( 13,9%), Castilla y León ( 13,5%), Baleares ( 11,2%) y Comunidad Valenciana ( 11,1%). Los menores incrementos vinieron de la mano de Castilla-La Mancha ( 7,6%), Navarra ( 6,9%), Asturias ( 6,3%), Cataluña ( 5,3%), Comunidad de Madrid ( 5,0%), Galicia ( 4,7%) y Extremadura ( 3,1%).