La Asociación Nacional de fabricantes de vehículos de Brasil (Anfavea), expuso recientemente que el sector automoción del país se recuperará para finales del 2016, aunque prevé una caída del 24% en las ventas para este año.

 

Sin duda, la automoción brasileña ha sido golpeada en los últimos meses debido a que la escasez del crédito y una baja confianza del consumidor han mantenido a los compradores lejos de las concesionarias.

El presidente de la Anfavea, Luiz Moan, calculó estas cifras en un evento celebrado en Sao Paulo. El dirigente evitó comentar nada respecto al nivel de producción, pese a que a comienzos de mes había dicho que la expectativa de la entidad era de una caída en septiembre frente a agosto, seguida de otro retroceso en octubre.