Los mercados tradicionales de Europa y Estados Unidos están mostrando prometedores signos de crecimiento y han tomado la delantera a los mercados emergentes, según un estudio de Euler Hermes, empresa multinacional de seguro de crédito comercial, que advierte de la desaceleración económica en los mercados emergentes.

Varios ejemplos: en China, las ventas de vehículos sólo crecen un 3% comparado con el 10% del año anterior; en Brasil, las matriculaciones se situarán en los 2,3 millones de unidades, frente a los 3 millones de 2013. Además, Rusia ha visto caer su mercado un tercio, hasta los 1,6 millones de vehículos. E India registra cifras de producción similares a 2011.
Mientras, Estados Unidos ha encadenado seis años consecutivos de crecimiento y se sitúa en cifras similares a antes de la crisis. Y Euler Hermes prevé crecer un 4% en 2015. Y en Europa, la industria del automóvil prevé crecer un 5%, en medio de un contesto de intensa competencia y márgenes bajos.
A pesar de sus ganancias, los mercados de automoción tradicionales ya comienzan a pensar en nuevos mercados, debido a la caída de los emergentes, y las miras están puestas en países como Arabia Saudi, Turquía y, posiblemente, Irán, como oportunidades de crecimiento en los próximos años. Sin embargo, las experiencias del pasado en países como Argentina, Tailandia o Venezuela les invitan a ser cautos, dados los riesgos económicos y políticos.