El Grupo Bosch ha decidido invertir un total de 460 millones de dólares en México durante los próximos tres años, destinados a las nuevas divisiones de sus plantas en Toluca y Ciudad Juárez, cuya inauguración está prevista para el próximo semestre.

El gerente de comunicación corporativa de Bosch en México, Marco Antonio Quero, expresó que esta inyección económica supondrá la creación de 3.500 nuevos puestos de trabajo.

La nueva división de Toluca, en el estado de México, consta de una inversión de 300 millones de pesos, planeada a tres años, con la producción de sistemas de gasolina de alta tecnología, motores y alternadores. Prácticamente lista para iniciar la producción, se prevé su apertura para la primera quincena de noviembre.

Por otra parte, en la división de Ciudad Juárez (Chihuahua), la inversión será de 160 millones de dólares, cuya inauguración será a lo largo del primer trimestre del próximo año. En esta planta se fabricarán sistemas de sensores para todo tipo de vehículos.

La empresa recordó, asimismo, que la inversión presupuestada para este año superará los 150 millones de dólares, lo que representa un aumento de más del 60% respecto a 2012. De igual forma, para finales de 2013 planea contar con más de 10.000 trabajadores a nivel nacional.