El reto de la industria automoción mexicana, expuso el presidente de su asociación, Eduardo Solís Sánchez, es mejorar los procesos logísticos en los próximos cinco años, pues se prevé un crecimiento del 60% en este segmento en 2020.

 

Así, durante la Reunión Nacional de Cluster de la Industria Automotriz, recalcó que la logística es una pieza fundamental y ello obligará a tener mejores carreteras, líneas férreas, puertos y aeropuertos, entre otros.

"El 83% de lo que fabricamos se está exportando, por ello, en la industria automoción el tema de la logística es nuestra fórmula para mejorar nuestra competitividad", argumentó.

Solís Sánchez recordó que de 1994 a 2014, periodo que corresponde también a los primeros 20 años del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, esta industria pasó de tener el 7% de la fabricación de vehículos en América del Norte al 19%.

Este dato, insistió, significa en fabricación de vehículos, dos millones de unidades más, pasando de uno a tres. "En 20 años crecimos dos millones de vehículos, pero en seis años vamos a crecer otros dos millones".

Este crecimiento colocó a Mexico como líderes en América Latina. "También somos el séptimo fabricante de vehículos en el mundo, pero el crecimiento que se nos viene es todavía mejor", concluyó.