Las exportaciones mexicanas de recambios con destino a Estados Unidos han registrado 31,875 millones de dólares en los primeros siete meses del año, según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos recogidos por el portal Opportimes.com. Esta cifra representa un incremento interanual del 4,3% y de casi el doble (99,2%) frente a la alcanzada en 2008, cuando empezaron a aparecer los primeros signos de crisis internacional.

En los últimos años, México se ha mantenido como primer proveedor de recambios de Estados Unidos, con China como principal competidor, país que desplazó a Canadá a la segunda posición desde 2014.

En el año 2011, China todavía no figuraba entre los primeros 14 suministradores del mercado estadounidense, pero ha ido escalando puestos a un ritmo acelerado. Sin embargo, las exportaciones chinas de recambios a Estados Unidos han alcanzado los 10,281 millones de dólares entre enero y julio de 2016, lo que supone un descenso del 7,6% interanual, de acuerdo a la misma fuente, la primera bajada en los últimos cinco años.

Por su parte, el auge exportador mexicano se prolongará en los próximos años, explica ?"scar Albín Santos, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Recambios, cuyas previsiones indican que México pasará de la posición sexta a la cuarta entre los mayores productores de recambios para automoción del mundo para 2020. Superaría así a Corea del Sur y Alemania, quedando detrás de China, Estados Unidos y Japón.

México cuenta con 2.559 empresas dedicadas a este segmento, el 70% de ellas de capital extranjero, procedentes de Estados Unidos (26%), Japón (31%) y Alemania (23%). Entre las más destacadas se encuentran Bosch, Magna, Hitachi Automotive Systems, Delphi, Michelin, Lear, Johnson Controls y Denso.