El automóvil eléctrico Tesla S se situó como el coche más vendido de Noruega durante el pasado mes de septiembre, desplazando de la primera posición al Volkswagen Golf, según datos oficiales de los concesionarios del país.

El Tesla Model S, un deportivo eléctrico que salió a la venta en Europa el pasado mes de agosto, registró una cuota de penetración del 5,1% en el mercado noruego, ligeramente por encima del Golf (4,6%).

Con una velocidad máxima de más de 200 km/h. y una aceleración de 0 a 100 km/h. en 5,4 segundos, ofrece una autonomía de 480 kilómetros y acumula unas ventas de 14.300 unidades en Estados Unidos en lo que va de año.

Joar Tenfjord, responsable del concesionario de Tesla en Bergen - la segunda mayor ciudad de Noruega -, subraya que existe una enorme demanda del Model S. “Tenemos muchos clientes en la lista de espera”, apunta.

Los coches eléctricos son muy populares en Noruega, debido a que su compra está bonificada con generosos incentivos, pueden aparcar gratis en zonas de estacionamiento de pago, disponen de puntos públicos de recarga y están exentos de peajes en autopistas.