Las matriculaciones de automóviles y todoterrenos en el Reino Unido se situaron en 920.366 unidades durante el primer cuatrimestre del año, lo que supone una subida del 6,4% respecto a las 864.942 unidades entregadas en el mismo período de 2014, según datos de la patronal británica SMMT.

 

En este sentido, el mercado británico registró un volumen de entregas de 185.778 unidades a lo largo del mes de abril, con una progresión del 5,1% respecto a las 176.820 unidades comercializadas durante el mismo mes de 2014.

El modelo más vendido en Reino Unido en lo que va de ejercicio fue el Ford Fiesta, con 50.098 unidades, por delante del Vauxhall/Opel Corsa (34.051), del Ford Focus (28.634), del Volkswagen Golf (24.789) y del Nissan Qashqai (23.383).