Los Ministerios de Economía, Finanzas y Banca Pública y el de Industrias autorizaron la importación de vehículos todavía no finalizados, bajo el régimen de Material de Ensamblaje Importado para Vehículos (Meiv).

Así se desprende de la Gaceta Oficial N° 40.345, en la que se publica una resolución conjunta de los ministerios de Economía y Finanzas e Industria señalando que "el material que se traiga del exterior para fabricar coches deben ser destinados a la producción nacional automoción".

La resolución abarca dos categorías: una para la producción de vehículos para el transporte de pasajeros de hasta 16 personas, incluido el conductor. Otra para la fabricación y piezas de vehículos para el transporte de más de 16 pasajeros.

"La empresas interesadas en importar bajo este régimen de importación deberán suscribir un convenio de fabricación con el Ministerio de Industrias. Una vez firmado el documento, deberán presentar ante el mismo despacho ministerial la solicitud de calificación de material de fabricación importado para vehículos", indica el texto.

Una vez entregada y aprobada la solicitud, la parte interesada en importar vehículos todavía por fabricar deberá presentar la autorización y la lista de material de fabricación ante el Servicio de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y será indispensable para iniciar los trámites ante la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), para que se le emita la Autorización de Asignación de Divisas (ADD) correspondiente.

La autorización que se le otorgue a las empresas para importar tendrá una vigencia de un año. A su vez, el material de producción importado para vehículos tendrá un gravamen de 3% según su valor.

La medida permite despachar por diferentes proveedores y desde distintos lugares de origen y procedencia el material de fabricación importado para vehículos.

Asimismo, se establece que las empresas están en la obligación de entregar un cronograma de planificación en el que se especifique la cantidad y los plazos de tiempo que estiman para realizar el ensamblaje de los vehículos con las partes importadas.

En caso de no usarse las partes importadas por baja producción, las empresas deberán notificar y justificar el hecho al Ministerio de Industrias y al Seniat antes del vencimiento del periodo previsto para la producción de los vehículos.