La automoción venezolana vivió el peor mes de noviembre en doce años, después de únicamente producir 4.703 vehículos.

La Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) informó que ese resultado representa una caída interanual de 47,65%, pues en noviembre de 2012 se produjeron un total de 8.984 unidades.

El mejor noviembre registrado por la industria automotriz fue el del 2005, año en el que se fabricaron 24.421 unidades. A partir de entonces se inició una paulatina disminución, profundizada en 2008 por la llegada de la crisis.

Ese mismo ejercicio entró en vigencia la denominada "nueva política automotriz", que buscaba el incremento de la producción nacional, aunque finalmente significó el inicio del control de la actividad del sector por parte del Estado venezolano.

La planificación de las importaciones fue uno de los pilares de una política dirigida a un sector que, como otros, hoy en día reclama retrasos en la autorización de divisas oficiales por parte de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi).

No obstante, a juicio del diputado de la Asamblea Nacional, Elvis Amoroso, la actual producción de vehículos "es suficiente para la población venezolana".

La producción de automóviles en noviembre se concentró en los siguientes fabricantes: General Motors, con 2.302 vehículos al cierre de ese mes, MMC Automotriz (916), Ford Motor (538) y Toyota (433).