Las ventas acumuladas de automóviles en Venezuela en el primer trimestre del año fueron de 929 unidades, lo que significa un desplome de -84% respecto al mismo periodo del mismo año, cuando se comercializaron 5.819 vehículos.

De acuerdo a los datos de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) del volumen vendido en los primeros tres meses, 826 unidades corresponden a producción nacional, en tanto que las 103 restantes provienes de terceros países.

Para el mes de marzo, las ventas alcanzaron a 217 unidades, con una brutal caída de -94,3%, en comparación con las 3.832 unidades que fueron vendidas en el mismo mes del año 2015.

Las cifras que maneja Cavenez en materia de producción son igualmente dramáticas, y reflejan el grado de debilitamiento que en estos momentos registra la industria de ensamblaje en Venezuela, ya que el acumulado en los primeros tres meses de este año se ubica en 752 unidades, un -87,65%.