A pesar de que en los primeros cinco meses de este año la producción de la industria automoción se incrementó en un 63% respecto al mismo periodo de 2014, la falta de materia prima ocasionada por los retrasos en la asignación de divisas, ha llevado a que el desempeño del sector siga siendo precario: las plantas operan a 15% de su capacidad instalada y se evidencia en los concesionarios, que permanecen vacíos.

 

Representantes del gremio y dirigentes sindicales de las plantas de Valencia afirmaron que de una capacidad promedio de producción de 370 vehículos diarios, únicamente se están fabricando entre 50 y 57 unidades.

"Los primeros meses hubo una mejoría porque a finales del año pasado se recibieron componentes comprados con los dólares de la subasta 17 del Sicad, Sistema Complementario de Administración de Divisas, que se hizo en julio. De la puja de octubre no se ha liquidado todo el dinero y nos ha tocado empezar a estirar nuevamente los inventarios para no paralizar la producción", remarcó el representante de una de las plantas.

Dirigentes sindicales dijeron que los componentes que tienen en las plantas alcanzan para producir hasta mediados de septiembre. No saben qué va a suceder con sus puestos de trabajo si el material se termina y no se hacen nuevas asignaciones para el sector ni se liquidan las divisas pendientes.

Christian Pereira, secretario general del sindicato de trabajadores de la planta FCA Venezuela, indicó que en las instalaciones se trabaja parcialmente para fabricar 156 vehículos modelo Dodge-Forza, que planean concluir el mes próximo.