Para la industria automotriz, el año 2014 aún no arranca. De los cinco fabricantes instalados en el país y agrupados en la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), sólo Toyota de Venezuela inició la producción hace poco más de dos semanas. Mientras, Ford Motor, General Motors, Chrysler y MMC Automotriz no iniciaron aún el proceso de producción.

Dirigentes sindicales señalan que las empresas prolongaron la fecha de reinicio de las operaciones para evitar consumir el poco inventario de material con el que iniciaron el año, tras el freno en la liquidación de divisas registrado desde octubre de 2013. "No hay material, la producción está en cero", alegan.

"Las líneas de producción de los fabricantes del Estado Carabobo (Chrysler, Ford y General Motors) están paralizadas, sin tener planificada todavía fecha tentativa de reinicio de operaciones", expresó la Federación Unitaria de Trabajadores Automotrices, Autopartistas y Conexas.

De acuerdo al testimonio de los dirigentes sindicales algunas empresas reanudaron lentamente la producción el 3 de febrero y, en otros casos, la producción se retomará el 10 de febrero.

La industria automoción ya advirtió al Ejecutivo a finales del año pasado que los problemas en 2014 serían inevitables si no se autorizaba la liquidación de divisas y la aprobación de nuevas solicitudes. Ninguna de las dos cosas ocurrió y varias empresas acumulan hasta tres meses sin ordenar pedidos a sus casas matrices.

Eso supone que la producción del primer trimestre de 2014 esté comprometida, pues los pedidos que se realicen ahora sólo llegarán al país en un lapso de dos o tres meses.