El desplome que sufrieron el año pasado los fabricantes de vehículos en Venezuela impactó igualmente a los fabricantes de recambios, que descendieron un 5% según la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa).

Omar Bautista, presidente ejecutivo de Favenpa, matizó que en el segmento recambio original, destinado a los fabricantes, la contracción fue del 30%, mientras que las ventas para el mercado de reposición subieron 11% con respecto a 2012.

Sin duda, el comportamiento del sector del recambio está ligado al rendimiento de los fabricantes y 2013 fue uno de los peores años de las últimas décadas.

De acuerdo a las cifras de la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) el pasado ejercicio apenas se realizaron 71.753 automóviles, un 31,06% menos que en 2012. Únicamente en 2003, año en que la economía sufría los efectos del denominado 'paro petrolero', y en 1990 hubo peores resultados para la industria automotriz venezolana.

Bautista manifestó, en este sentido, que arrastran una deuda de 180 millones de dólares (131,6 millones de euros) con los proveedores internacionales, lo que limita la posibilidad de realizar nuevos pedidos de materia prima e insumos.

"Esta deuda, que son solicitudes de liquidación pendientes en Cadivi, tiene un promedio de 181 días. Lo que hemos planteado es liquidar aquellas solicitudes que tienen más de 150 días, cuyo monto es alrededor de 120 millones de dólares (87,7 millones de euros)", expresó.

Este mismo obstáculo ha afectado el rendimiento de las fábricas en los últimos años. Los directivos exponen a las autoridades la necesidad de agilizar las liquidaciones de dólares para saldar la deuda con las casas matrices, pero las demoras persisten.

Fuentes ligadas a la industria automoción aseguran que el primer semestre del año está comprometido, pues algunas compañías no pudieron 'colocar' componentes de fabricación en el último trimestre del año.