José Luís Hernández, presidente de Favenpa, gremio empresarial que agrupa a los fabricantes nacionales de componentes automoción, indicó que el ensamblaje de automóviles en el segundo trimestre del año cayó un 19,3%, que se suma al fuerte descenso del primer trimestre, 44,9%.

El directivo agrega que las cifras reafirman la caída de la producción de recambios, debido, entre otros, a los problemas en el suministro de materias primas, las demoras en la entrega de los certificados de no producción, los pagos pendientes o la incertidumbre que ha generado la Ley que regulará la compra-venta de vehículos nuevos y usados.

En palabras de Hernández, "en febrero se produjo una devaluación que encareció en un 46,5 % el componente importado y en lo que va de año hay una inflación acumulada del 29%". El gobierno debe tener en cuenta este aumento en los costos si finalmente decide extender el control de precios al mercado de vehículos, apunta.

"Si los precios finales de los repuestos se mantienen congelados, mientras las materias primas, insumos y fuerza de trabajo no dejan de subir, los costos de producción se quedarán por encima del PVP sugerido, lo cual será un grave desincentivo a la manufactura nacional, pues nadie produce para perder", reflexiona Hernández.

Entendemos, prosigue, que la referida Ley que regulará la compra-venta de vehículos nuevos y usados fue enviada al Ejecutivo Nacional y confiamos que al menos con la elaboración de su reglamento se corrijan las distorsiones que afectarían la actividad de las operaciones productivas de la industria automotriz.

Asimismo, la nueva Ley del Trabajo también ha generado problemas que afectan la fabricación de componentes. Según el presidente de Favenpa, "los delegados de prevención se extralimitan en sus funciones al paralizar la producción con el pretexto de supuestos incumplimientos de la normativa de seguridad".

Hernández concluye que las empresas se ven cada vez más afectadas por el ausentismo laboral, expresado en una proliferación de reposos continuos y cortos que se repiten una y otra vez.