El profesor de carrocería del CEIP Coroso, Carlos Salvado, en un ataque de genialidad, quiso poner un complicado reto a sus alumnos. El objetivo era recuperar un viejo Volkswagen Golf, acortarlo 80 centímetros y conseguir que volviera a arrancar.

 

Los chicos se lanzaron entonces a por el desafío, ansiosos de demostrar a Salvado que no hay nada imposible para ellos. Como relata 'La Voz de Galicia', tuvieron una constancia insólita a lo largo de todo el proceso, que duró dos años.

Y aunque no se trate de Kitt, El Coche Fantástico de los años 80, incluso David Hasselhoff, su protagonista, estaría orgullodo del trabajo realizado por los alumnos. Esta semana presentarán el trabajo finalizado en la segunda Feira da Educación de Ribeira.