La Asociación Nacional Portuguesa de Centros de Inspección del Automóvil (Ancia) ha celebrado en Cascais su Convención Anual, un foro de discusión sobre el papel de los centros de inspección técnica y su relación con la reducción de la siniestralidad en carretera y la preservación del medio ambiente. La reunión se ha centrado en la “Seguridad, Movilidad y Medio Ambiente”, contando con la participación de representantes portugueses del sector de ITV y expertos de otros países.

Entre ellos se encontraba el presidente de Aeca-ITV, Luis Ángel Gutiérrez Pando, quien habló sobre el control de emisiones contaminantes en España y cómo la ITV ha contribuido no sólo a evitar accidentes de tráfico, sino a la reducción del impacto que estos gases tienen en la mortalidad prematura.

Durante su presentación, Luis Gutiérrez hizo un recorrido por la evolución de los valores límite en la homologación de las emisiones, haciendo especial hincapié en la repercusión de los gases contaminantes en la salud de las personas, lo que ha hecho que las autoridades competentes hayan ido endureciendo cada vez más los niveles permitidos en este apartado.

La Directiva Europea 2014/45 indica a los Estados miembros que deben de estar en condiciones de permitir un método de inspección en el que se incorpore la conexión con la interfaz electrónica del vehículo, a través de OBD, para mejorar el control de las emisiones contaminantes. Esta recomendación ha hecho que el Ministerio de Industria haya incluido el control a través del OBD del sistema de gestión medioambiental que incorporan los vehículos más modernos.

Finalmente, Luis Gutiérrez habló de la contribución de la ITV a la seguridad vial y a la preservación de la salud de las personas y del medio ambiente, a raíz del estudio que el Instituto de Seguridad de Vehículos Automóviles de la Universidad Carlos III de Madrid, ha presentado en las Jornadas Nacionales de ITV, celebradas en Santander la semana pasada. Según sus conclusiones, la ITV contribuye a la reducción de accidentes de tráfico, pero también evita la mortalidad prematura debida a la exposición a los contaminantes atmosféricos que emiten los vehículos, al revisar su correcto mantenimiento.