El envejecimiento del parque de vehículos en España, las posibles medidas de mejora de la flexibilidad laboral y el diálogo social, de la formación, una nueva fiscalidad o el impulso a la fabricación y digitalización del sector de la automoción, han sido los temas tratados en una reunión de trabajo mantenida, el 25 de enero, entre representantes del Grupo Parlamentario de Ciudadanos y de ANFAC.

Por parte de Ciudadanos estuvieron presentes, entre otros, Rodrigo Gómez, portavoz de Industria en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad, y José Luís Martínez, portavoz de la Comisión para el Estudio del Cambio Climático y también en la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital. Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC, fue el encargado de exponer los desafíos que tiene por delante el sector fabricante de vehículos en España para continuar siendo un lugar atractivo para inversiones futuras, así como para retener su posición de liderazgo mundial y europeo.

En concreto, Mario Armero explicaba que es necesario manejar con talento el reto del cambio hacia un nuevo modelo de movilidad al que nos dirigimos, transición que tiene que estar influida por unas adecuadas políticas industriales y legislativas. El vicepresidente de ANFAC también subrayó el compromiso de la industria con la eficiencia y la sostenibilidad, destacando cómo el sector contribuye a la reducción de emisiones de CO2, óxidos de nitrógeno y partículas. Estas mejoras favorecen la reducción en el proceso de cambio climático y la mejora de la calidad del aire.

En la reunión, los representantes de Ciudadanos mostraron mucho interés por conocer de primera mano la actual situación industrial de la fabricación de vehículos. Un sector que cuenta con 17 plantas instaladas en España que fabrican 42 modelos, casi la mitad de ellos en exclusiva para todo el mundo y con propulsión de gasolina, diésel, electricidad, gas e incluso híbrida. En el último lustro, las marcas fabricantes han invertido en las plantas de nuestro país 8.000 millones de euros, lo que ha supuesto la creación de más de 10.000 empleos.

También se expuso en el encuentro el problema que supone la alta edad media de los vehículos que circulan por España y la falta de políticas activas de rejuvenecimiento, lo que impide la incorporación de la última tecnología, tanto de preservación del medio ambiente como de seguridad. En los turismos, la edad media alcanza ya los 12 años, y sube a 12,5 en el caso de los vehículos comerciales ligeros y hasta 14 en los industriales.

Desde ANFAC han explicado a los representantes de Ciudadanos en el Congreso que una nueva fiscalidad, con una imposición basada en parámetros más verde y exigente, favorecería la renovación del parque y potenciaría la demanda de modernos coches de bajas y cero emisiones. La seguridad vial es otra derivada que preocupa del envejecimiento del parque ya que, a mayor edad, menos elementos de seguridad. En 2017, y según datos de la DGT, el turismo implicado en accidentes mortales tenía una media de 13,8 años.