La Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías (Apcas) celebró, el pasado 21 de octubre, una Jornada de Ciber Riesgos en la que profesionales del sector pusieron sobre la mesa, por un lado, el tema de la digitalización en la gestión de siniestros y, por otro, cómo afrontar los cambios “sin miedo”, así como de los ciberriesgos y los ciberseguros. Durante el 22 de octubre, Apcas organizó su Asamblea General Ordinaria, en la que se trataron todos los temas expuestos en el orden del día.

En cuanto a la digitalización, abre grandes oportunidades para los profesionales de la Pericia Aseguradora, ya que “pone en valor el conocimiento, la materia gris” de estos profesionales, explicaba Francisco Picón, director de Prestaciones de Seguros Generales de Caser. El perito puede afrontar este proceso solo o con la ayuda de empresas tecnológicas. En este último caso, surge la apuesta de XT50, que le ofrece “un entorno colaborativo en el que forme parte del propio proyecto”, destacaba, por su parte, Manuel Pozo, responsable comercial de Apcas Data. Con XT50, el perito tiene acceso virtual a su gabinete pericial para ser gestionado desde cualquier dispositivo móvil.

Pero también de futuro, y especialmente de presente, se habló en la jornada organizada por Apcas. “He leído que la frase más peligrosa es ‘esto siempre se ha hecho así'. Es verdad. El miedo a cambiar nos ha hecho mucho daño”, afirmó el presidente de la asociación, Fernando Muñoz. Pero los cambios, confirmó, van a llegar y las peritaciones con drones y los conocimientos de robótica o de informática para valorar los daños producidos por ciberataques, por ejemplo, van a ser necesarios. “Esto va a pasar; algunos seguiremos y otros no. Sacudámonos el miedo, porque en APCAS estamos preparados para ello”, concluyó.

A continuación, Gonzalo Rodríguez de Lope, responsable de Innovación del Área de Transformación Digital de Caser, explicó la experiencia de su entidad, “una transformación cultural apoyada en la tecnología” que incide en los ejes de Operaciones facilitando el autoservicio del cliente y optimizando procesos internos de backoffice.

Igualmente, el director de la Fundación España Digital, Fernando Davara, se centró en la digitalización de las pymes, recordando que “el activo más importante de las empresas es la información” y que “el cliente es el centro del negocio”. Desde ese punto de vista, la digitalización debe contemplarse como “integrar” y “adaptar” la tecnología, y ahí, según Davara, “estamos en franca desventaja, ya que nuestras empresas, especialmente las pequeñas, están, según los datos de Eurostat, ligeramente por debajo de la media de la UE en el índice de digitalización empresarial”.

Otro de los bloques del encuentro estuvo centrado en los ciber riesgos y los ciberseguros. Jorge Chinea, coordinador en el Área de Servicios de Ciberseguridad de Incibe, fue quien reflexionó sobre cómo debe protegerse la pyme frente al ciber riesgo e insistió en la idea de que “la ciberseguridad es un generador de confianza”.

Por su parte, Claudia Gómez, directora de Specialty Ciber Riesgos de Aon España, se mostró partidaria de eliminar ya el apelativo de 'ciber' a esta clase de riesgos, porque con la palabra ciber riesgo “solamente se aborda una parte del problema”, cuando lo que llamamos ciber riesgo “es un riesgo de negocio”, ya que implica impacto financiero y de reputación, además de que puede suponer una reclamación de accionistas y socios, así como otras pérdidas derivadas de un fraude o extorsión o de daños a la propiedad individual.