Los concesionarios Grupo Brea y Autos Lobelle, situados en Santiago de Compostela, han visto sobreseída y archivada la causa de la llamada operación “Trucarro”, que supuso la acusación de manipular cuentakilómetros de coches usados, informa Faconauto citando a La Voz de Galicia. La investigación se inició hace ocho años, pasando el caso por las manos de hasta tres jueces.

En el caso de Grupo Brea, el archivo de las actuaciones es reciente, ya que se fundamenta en un auto judicial que tiene fecha del pasado 8 de agosto. La firma está formada por Brea Móvil (concesionario Audi), Brea Motor (SEAT), Brea Automoción (Skoda), Breacar (Fiat) y Autocasión Brea Hervés.

En el caso de Autos Lobelle, concesionario de la marca Nissan, el sobreseimiento fue decretado hace más de dos años; de hecho, la empresa ya ha cesado su actividad.

En ambos casos, es la Fiscalía la que solicitó el archivo de la causa, ya que consideró que no se han hallado indicios de que ninguno de los dos concesionarios compostelanos cometiera un delito de estafa en la venta de vehículos.