La valoración y venta de un VO puede acortarse un 25% si se digitaliza. Así lo afirma Audatex a partir de datos de AUTOonline, su solución digital de venta de VO, presentados durante el Foro de VO y Posventa, celebrado ayer martes, 4 de octubre, en Madrid. Con una solución digital adecuada se pueden aunar la identificación correcta del modelo, cuantificar el valor de los desperfectos, proporcionar una valoración real del vehículo acorde al mercado y la posterior venta a través de subasta online. Todo ello en apenas 72 horas.

En este sentido, AUTOonline, a partir del análisis de más de 32.000 pujas y 5.600 vehículos diarios que pasan por su gestión, ha querido arrojar las cinco claves para llevar a cabo la valoración y venta online de un VO bajo las premisas de rentabilidad, rapidez y eficacia. Esta solución online dispone de la información de 31 fabricantes y una cobertura de más del 80% del parque.

Las soluciones digitales simplifican el proceso de identificación del modelo y su equipamiento, tanto si hace con el VIN como con la matrícula, garantizando que la oferta se ajuste perfectamente a las características del vehículo. Además, contar con información de la gran mayoría del parque es preciso para valorar adecuadamente un vehículo. Esta información debe proceder, además, de los propios fabricantes e incluir todas las características técnicas y equipamientos del vehículo a su salida de fábrica, incluso antes de que esté en la calle.

Igualmente, la digitalización proporciona un estándar a la hora de valorar los vehículos que los clientes quieren vender, calculando el valor de forma automatizada, lo que acorta el tiempo de realización de la tarea. Por su parte, la fiabilidad de la monitorización también es posible gracias a la cobertura que alcanza una herramienta digital, que puede llegar al 95% de los portales de compraventa de vehículo de ocasión.

Finalmente, no hay límites geográficos ni temporales si la gestión es online, de tal modo que se da servicio 365 días al año y se puede acceder a mercados internacionales con una red de profesionales certificados. Al mismo tiempo, es un servicio transparente, ya que es posible seguir la trazabilidad desde la identificación inicial del vehículo a la subasta para su venta.