Audax Energía ha creado, junto a la colaboración de la empresa Be-electrics, una furgoneta 100% eléctrica, con una elevada autonomía y, como novedad, que se puede recargar en cualquier enchufe, uno de los hándicaps que los vehículos eléctricos tenían hasta ahora.

¿Dónde recargo un coche eléctrico? La introducción de los vehículos eléctricos en el parque español está siendo lenta, en parte debido a la escasez de puntos de recarga de las baterías.

Además, cada fabricante tiene su propio modelo de enchufe, por lo que aún se dificultaba más la recarga. Por ello, Audax Energía apuesta ahora por impulsar y fomentar el desarrollo de un vehículo eléctrico cuya recarga puede hacerse en cualquier enchufe. Más práctico, más autónomo y con un menor coste de mantenimiento.

Para la producción del primer modelo se ha utilizado una Dacia Dokker Van, sustituyendo el motor de combustión interna y e instalando el "Green Box".

Se logra así un vehículo 100% eléctrico a un precio muy competitivo. La combinación del uso de la caja de cambios y la optimación de las baterías dan mayor autonomía y facilidad en la recarga.

La recarga es muy sencilla, pues no necesita la instalación de un punto de recarga sino que puede realizarse en cualquier enchufe doméstico. El tiempo necesario para realizar una recarga completa es de ocho horas (si se realiza en una fuente de 16 amp) o de tres (en una fuente de 32 amp). Dispone asimismo de control por BMS en la carga y la descarga.

Mediante este vehículo se logra reducir diez veces el consumo, es decir, que por cada diez euros de consumo de diésel se pasará a un gasto de sólo un euro en consumo eléctrico.

A esto hay que añadir los importantes beneficios medioambientales (con un ahorro de 400 kg/año en emisiones de CO2, calculado sobre el número de km. de conducción media anual) y reducción de la contaminación acústica al tratarse de un vehículo muy silencioso (con una disminución de 45 db).