El objetivo en la atención al cliente y sus necesidades en la camino a la conectividad digital e inteligente entre el conductor y el vehículo son la base de la presentación del Grupo BMW en el Mobile World Congress (MWC), que se celebra del 26 de febrero a 1 de marzo en Barcelona.

En 2018 será introducido un nuevo servicio digital para facilitar aún más una conectividad perfecta. El BMW Digital Key hará posible abrir un BMW usando un smartphone, y hasta cinco copias digitales de la llave pueden ser compartidas con otros usuarios.

La conectividad completa será también un requisito esencial para la conducción autónoma en el futuro. En vista de ello, la zona al aire libre del espacio expositivo del Grupo BMW mostrará un BMW i3 en acción, como parte de una exhibición diseñada para demostrar que la conducción autónoma (Nivel 5) está lista para convertirse en realidad en un futuro no muy lejano.

Un nuevo acercamiento tecnológico a la plena conectividad entre smartphones y vehículos será parte de la muestra. El eSIM pronto hará posible incorporar el vehículo al contrato existente de telefonía móvil del usuario, preparando el camino para toda una gama de diferentes funciones.