Teniendo en cuenta las necesidades de los mecánicos y la atención que siempre se dedica a la profesionalidad de sus servicios, el especialista en frenos Brembo ha ampliado su gama dirigida al mercado del recambio con el nuevo lubricante de frenos Brembo B-Quiet. Debe aplicarse donde los componentes del sistema de frenos se mueven y deslizan, es decir, sobre la superficie de deslizamiento de las pinzas y de las pastillas, en los pernos y en los casquillos.

Gracias a su consistencia poco pastosa, se reparte de manera uniforme sobre la placa de soporte de la pastilla sin descomponerse, manteniendo por mucho tiempo las propiedades lubricantes. Su composición mineral, a base de aceite, no contiene metales ni ácidos grasos que hagan que no sea conductor, por lo que es perfecto para vehículos con sistemas con ABS.

Brembo B-Quiet es insoluble en agua, motivo por el cual es muy resistente a las altas temperaturas y a los lavados del vehículo. Sus propiedades no corrosivas lo hacen compatible con todos los metales y los plásticos NBR.

Todas estas cualidades hacen que este lubricante no sólo sirva para los componentes del sistema de frenos, sino también para los compresores, los sistemas de lubricación centralizados, las guías de los asientos y techos correderos, así como los contactos de las baterías.