autoVHC estudió los vehículos que pasaron por 500 concesionarios británicos en los pasados meses de julio y agosto, y encontró que un tercio de estos coches salieron del taller sin que se hiciera un control general de su estado. Esto supone una pérdida media de unos 6.000 euros al mes, informan desde Faconauto.

“La falta de una cantidad tan significativa de trabajo de posventa plantea una serie de preocupaciones para los concesionarios”, explica Chris Saunders, director de la unidad de negocio en autoVHC.

“El volumen de vehículos que llegan a los talleres es importante, por lo que las oportunidades de ventas son reales. Sin embargo, al no completar una gran proporción de los controles del estado de los vehículos, los departamentos de posventa están desperdiciando las oportunidades de ingresos, a pesar de que el taller representa el 50% de los beneficios totales de un concesionario”, añade Saunders.

Los últimos datos de autoVHC también abordan las ventas de neumáticos de repuesto: el concesionario medio está fallando en reemplazar el 66% de los neumáticos ya gastados.