Con los años de experiencia y las prisas que nos impone la rutina, adoptamos malos hábitos que consiguen adelantar la próxima cita al taller para solicitar recambios para coche.

¿Reconoces alguno?

- Acelerar el motor antes de que este se caliente. Por muchas prisas que tengamos, merece la pena esperar uno o dos minutos a que el motor se enciende con calma. Acelerar después de girar la llave de contacto aumenta el desgaste, porque el aceite sin calentar no es capaz de proteger el motor debidamente.

- Frenar en exceso. Cuando se llega a una pendiente pronunciada y es necesario reducir velocidad, la respuesta fácil es mantener el freno constantemente pisado. Pero esta manía no hace más que aumentar las posibilidades de que se caliente y deje de funcionar. Una alternativa más saludable es la de usar la caja de cambios.

- Conducir con la mano apoyada en el cambio de marchas. El peso constante de la mano sobre la palanca de cambios puede desgastar el mecanismo interno de transmisión y a la larga, esto se traduce en vibraciones y cambios de marcha poco precisos.

Procura cambiar esta pequeña manía antes de que llegue el momento de solicitar recambios para coche.

- Ignorar los badenes. Si están en la carretera es por algo: reducir la velocidad de todos aquellos conductores que, por familiarización con la vía, llegan a velocidades excesivas en comparación con la tipología de vía por la que pasan. Por eso, al encontrarnos con un badén es fundamental disminuir la marcha para evitar dañar el neumático del coche.

- No limpiar el motor con frecuencia. Además de la carrocería y el interior del vehículo, hay que hacerle una repasada al motor para poder comprobar si está en buen estado o, por el contrario, tiene alguna fuga que puede afectar a la conducción.

Si para empezar a hacer esta tarea crees que necesitas asesoramiento, recomendamos que pases por tu taller para que el mecánico te indique los pasos a seguir.

Si has reconocido uno de estos hábitos, asegúrate de pasar por un taller a revisar que todo esté en buen estado. En el caso que se detecten los primeros síntomas, es recomendable hacer los recambios para coche necesarios para conducir seguros.