La firma Classic Motor Cars (CMC), especializada en la restauración de coches clásicos, acaba de presentar la plena restauración de un 1936 Squire, que además ha sido seleccionado para los prestigiosos premios internacionales Motoring históricos 2015.

 

Este carismático deportivo británico fue exhibido en la feria Retromobile de París en 2011 en un estado muy triste, después que su tapicería hubiera sido el hogar de roedores y que estuviera completamente despojado de pintura.

Afortunadamente, Peter Neumark, presidente de Classic Motor Cars, vio su potencial y acordó un rejuvenecimiento completo del coche en los talleres que la firma posee en Bridgnorth (Reino Unido).

El director general de la compañía, Nick Goldthorp, expone que más de 4.100 se han empleado en la restauración del vehículo, "y ningún detalle ha sido demasiado pequeño para asegurar su originalidad".