La suspensión neumática se emplea principalmente en vehículos que utilizan un compresor o una moto-bomba en lugar de los tradicionales muelles. En un artículo de Ruta 401, Loctite explica en qué consiste exactamente y cuáles son las claves de su funcionamiento, cuya finalidad es proporcionar una mayor comodidad en la conducción y un mayor confort, tanto para el conductor como para los pasajeros.

Al accionar la suspensión neumática, el compresor impulsa aire a presión a un fuelle que levanta el chasis. Este tipo de suspensión neumática se suele usar en lugar de los muelles de acero, tanto en coches como en autobuses o camiones, aunque también se puede usar como refuerzo y complemento a este sistema.

Su gran ventaja es la flexibilidad y la capacidad para amoldarse a los baches, socavones o irregularidades del terreno. Todo esto es posible gracias a un sistema de regulación que mantiene constante la distancia entre el chasis y la carretera, independientemente de la superficie por la que circule el vehículo o la carga que porte.

Puede ser aplicada sobre el eje trasero o de forma integral sobre las cuatro ruedas, aunque también permite variar la altura de la carrocería de forma manual o automática. Sus partes son las siguientes:

- Muelle neumático. Sustituye al típico muelle de acero, proporcionando una respuesta más suave a las irregularidades del terreno.

- Amortiguador. Es el encargado de absorber las vibraciones y movimientos verticales a causa del terreno. En ellos se instala el dispositivo que controla la altura de a suspensión.

- Grupo alimentación de aire. Sirve para la refrigeración del sistema y, por tanto, ayuda a mejorar la calidad de la suspensión y su vida útil.

- Bloque de válvulas. Se incluye el sensor de presión, las válvulas de altura máxima, las solenoides, el acumulador de presión y la válvula de alivio, que se sitúa al inicio del sistema.

- Acumulador de presión. Su función es limitar al mínimo la posible conexión del compresor. Suele estar colocado entre el suelo del maletero y el silenciador.