Un importante número de los problemas en las bujías del coche denotan fallos en la combustión, errores en la operación de montaje o ajuste, uso de herramientas inadecuadas o, incluso, fallos en el motor que no tienen nada que ver con la punta de encendido, expone un artículo de autobild.es con información del fabricante de referencia NGK.

 

[easyrotator align="left"]erc_21_1455192429[/easyrotator]

 

Asimismo, con solo ver cómo está la punta de encendido de tu bujía se puede averiguar por ejemplo si te están vendiendo gasolina de mala calidad.

Por otro lado, es necesario recordar que las bujías se cambian cada 100.000 kilómetros aproximadamente. Si no se hace, el motor empezará a consumir más y, con el tiempo, el coche comienza a dar pequeños tirones.

Lo malo es que algunos fallos que aparecen en la punta de encendido de las bujías evidencian problemas más allá de este dispositivo y alguno de ellos puede resultar incluso más dañiño para el vehículo.