La empresa navarra Exkal, Tecnología Electrostática e Industria del Metal, ubicada en la localidad de Marcilla, encargó a Geinsa una completa instalación de pintura para el acabado de sus fabricados. Esta instalación industrial de pintura incorporó, entre otros equipos, un túnel de tratamiento superficial con fases de desengrase/nanotecnología en caliente; lavado con agua osmotizada; pasivado a temperatura ambiente; equipo de agua osmotizada y separador de aceite.

Además, la instalación incluyó horno de secado de humedad, horno de gelificado, horno de polimerizado de pintura, cadena para transporte aéreo y armario eléctrico con sinóptico general, PLC y pantalla táctil.

Destaca el túnel de tratamiento superficial, en el que se producen las fases de tratamiento de las piezas, para lo que se habilitan una serie de zonas en las cuales van instaladas las rampas de aspersión por donde se produce la aspersión de las distintas soluciones. Se trata de un recinto cerrado (36.500 mm. de longitud, 1.400 mm. de anchura y 3.900 de altura), revestido con chapa de acero inoxidable, que elimina cualquier posibilidad de formación de óxidos.

La estructura está formada por paneles de chapa que se ensamblan por un sistema especial de construcción sin soldadura. También lleva un sistema de cierre en el techo, mediante cepillos, de forma que impida que los vapores y vahos afecten a la cadena de transporte. Dispone de tres puertas intermedias para acceso al túnel con plataforma, escalera y barandilla.

A la salida del túnel hay dos equipos de soplado forzado y directo, para la eliminación bruta de partículas de agua de la superficie de las piezas, con el objetivo de reducir la mayor cantidad de agua depositada en la superficie de las piezas antes de ser introducidas en el horno de secado de humedad. Tanto los laterales del túnel como los laterales de las cubas, están aislados con lana de roca mineral para aislamiento de las zonas calientes. En el separador de aceite, las aguas con aceite grueso son conducidas a través de la bomba al equipo donde se produce la separación entre la fase oleosa y la acuosa.

Finalmente, la instalación de pintura para Exkal lleva un cuadro de mandos eléctrico, que incluye pantalla táctil y sinóptico con la representación de toda la instalación, en la cual se visualizan los elementos en funcionamiento de la línea mediante un piloto LED que funciona intermitentemente en caso de fallo.